Un héroe llamado Kelly Slater

Surf
/ 9 Feb, 2016
Un héroe llamado Kelly Slater

Cuando decimos que al rey del surf no se le resiste nada, es tan cierto que a veces hasta nos asusta. Lo mismo crea la ola perfecta en un lago sin olas, que se convierte en todo un héroe al rescatar a una madre y a un niño de 22 meses de morir ahogados en Hawai al ser arrastrados por una ola gigante.

Casualidades de la vida, el 11 veces campeón del mundo de surf, ese día no había podido entrar al agua en la competición y estaba en el momento justo en el sitio adecuado.

La noticia saltó en las redes sociales el pasado hace unos días cuando el padre y esposo de las víctimas, el fotógrafo australiano Chris Whitey, agradeció a través de su cuenta de Instagram la labor de Slater a pesar de que el ídolo del surf no quisiera dar publicidad a su actuación. La mujer y su hijo fueron arrastrados por una ola gigante cuando estaban paseando por la carretera y en palabras del propio Whitey: “Agradezco mucho que los dioses del surf no permitieran que Kelly Slater pudiera salir a surfear, como tenía previsto, debido a las malas condiciones meteorológicas, porque por alguna razón él estaba ahí para salvar a mi mujer e hijo, barridos hoy de la carretera por una ola monstruosa. Agradecido por siempre”.

El padre y marido de las víctimas dio las gracias también a los socorristas que acudieron junto al campeón del mundo. “Salvaron muchas vidas hoy”, sentencia.

ks2

Según los testigos y los medios de comunicación, el surfista se encontraba en la playa, viendo el temporal que azotaba, cuando se produjo el incidente y se unió a las tareas de rescate. Además de salvarles la vida, Slater se encargó de llevarlos en coche hasta su alojamiento y volvió a visitarlos al día siguiente para comprobar que estaban todos bien.

Según sus palabras, el propio Slater le quita importancia a su heroica acción y comenta en las redes: “Yo no lo veo de esa manera. Por alguna razón, por azar, me detuve allí cuando normalmente no lo hago y ocurrió; los socorristas estaban ahí de todas maneras y hubieran podido manejar la situación. “Me alegro mucho de que todo esté bien y podamos (algún día) reírnos de lo ocurrido. La primera ola de Van [nombre del bebé] ha sido enorme”. Bromea el campeón. Una hazaña más en el currículum de este deportista irrepetible.

Surf
/ 9 Feb, 2016