¿Tabla de surf de segunda mano?

¿Tabla de surf de segunda mano?

Lanzarte a por una tabla conlleva una inversión. Sin embargo, por experiencia sabemos que es mejor comprar una vez bien que dos (o tres) mal. Por ello te vamos a dar unas claves para ayudarte a comprar tu próxima tabla y que sea un acierto total.

El surf es un mundo infinito. Miles de tablas, shapes, medidas, formas y materiales. Si ya con experiencia es difícil dar con la tabla ideal, si estas empezando y todavía no tienes muy claro en qué fijarte a la hora de comprar una tabla, puede convertirse en una experiencia traumática.

Lo ideal es tener diferentes opciones, en función del presupuesto y decidir de forma tranquila y con alternativas cual es la que más nos conviene con alguien con experiencia. Sin embargo esto no siempre es posible y la opción de rebuscar en segunda mano cobra fuerza. Aunque a priori no sea lo ideal, se pueden encontrar opciones dentro del mercado usado, aunque debéis prestar especial atención a los siguientes aspectos:

1.- MEDIDA Y VOLUMEN: que se adecúe a nuestras necesidades. Lo ideal es poder compararla con alguna que ya hayamos probado y que sea similar en litros y medida. Hay que prestar atención a todas las medidas (largo, ancho y grueso) ya que todas son importantes e influyen, y ponerlas en común luego con los litros. Los litros no lo son todo, es muy importante que nuestra tabla sea ancha, gruesa y larga para poder remar bien todas las olas, poder pasar tiempo encima, tener margen de error para colocarnos y poder disfrutarla.

2.- ESTADO GENERAL DE LA TABLA: debéis prestar atención a varios aspectos. Pasar la mano por el canto para ver que no haya irregularidades, por el deck (la parte de arriba) el bottom (la de abajo), comprobar que no haya flexadas ni reparaciones ocultas o disimuladas. Especial atención a deslaminaciones (pompas), zonas oscurecidas y otros golpes. También el aspecto estético nos puede dar una idea global de cómo está la tabla. Si la tabla está amarilla como un plato de pollo al curry significa que ha esta muy expuesta al sol, y por tanto muy usada.

Los tapones también son un punto crítico que debéis revisar. Que sean de un sistema universal (FCS, FCS2 O Futures) es básico, que no estén deslaminados, movidos, rotos o con el tornillo pasado también es importante. Tómate tu tiempo para revisarlos a fondo.

3.- PRECIO: el surf no es un deporte especialmente caro, sobre todo si tenemos en cuenta que para hacer una tabla de poliéster se necesitan varios procesos que siguen siendo artesanales (a mano), que el material sobre el que se trabaja no es barato y que los portes de un bulto voluminoso tampoco son precisamente regalados. En mercado nuevo la barrera de entrada son unos 400 euros y en segunda mano a nadie le gusta regalar material en buen estado, por lo que una tabla de en torno a 7 pies en buen estado suele rondar los 300. Por unos 100-150 euros más podrías tenerla nueva, eligiendo medida y teniendo alternativas, ¡También hay que tener esto en cuenta!

EN RESUMEN:  si tienes muy claro lo que estás buscando y aparece una tabla en buen estado, con un precio que entra dentro de lo que tenías pensado… ¡Adelante! ¡Casi tienes delante un unicornio! Si no… mejor que echas un vistazo a nuestras tablas. Tienes varias opciones en función de tus necesidades entre las que seguro que está tu primera tabla ideal.